La Vita Random

La bella vita abbastanza bella da essere vita – Jovanotti

Köln 09: Alemania ¿El país de “todo funciona”?

Deja un comentario

Érase una vez que yo creía que en Alemania las cosas funcionaban de manera mecánica y casi siempre a la perfección como, siguiendo estereotipos, se espera de un alemán. Aunque muchas cosas son prácticas y eficientes también hay muchos puntos en los que este país me sorprende. Huelgas, construcciones que duran más que en la Ciudad de México, retrasos que te hacen perder trenes, hombres sin hogar que viven en los cajeros automáticos… son ejemplos de que esa idea de Deutschland como la perfecta nación europea a la que todos deberíamos emigrar queda desmentida aunque claro… sigue siendo muy atractiva.

image

Yo comencé a pensar en estas cosas cuando fui “víctima” de los retrasos de la Deutsche Bahn. El sistema de trenes alemanes nos dejó una hora varadas en Koblenz al perder la conexión hacia Frankfurt. Se agradece su ticket grupal que permite sair de fin de semana pero definitivamente uno no sabe si reír o llorar cuando pierde uno de estos trenes. Yo opté por la primera y después a continuar el caminó (pero esa es otra historia).

No obstante, los retrasos en el tren son una cosa mínima cuando uno lo compara a un problema también común en México pero que aquí desconcierta más: gente sin hogar. Al menos en Köln es común ver a gente pidiendo dinero en las esquinas esperando que ese poco de cambio les ayude en el día a día. Asimismo, es frecuente encontrar a estas personas “viviendo” en los vestíbulos de cajeros automáticos y bajo el techo de algunas tiendas. Es en ese momento en el que uno se pone a pensar, y mejor dicho a cuestionar, el modo de vida de muchos alemanes en el que son “otros países” los que conocen eso de “la pobreza”.

Finalmente están las obras que duran años y que hacen ver que el segundo piso de Periférico definitivamente se hizo “en chinga” (ojo: no dije a la chingada). La construcción de la estación subterránea de Chlodwigplatz comenzó en 2008 según lo que pude investigar (o mejor dicho entender) en sitios alemanes; hasta la fecha parte de la calle continúa cerrada sin motivo aparente y el progreso de la obra no se nota por ningún lado. Se entiende que la catedral nunca termine de restaurarse pero una estación de metro definitivamente tiene suficiente con seis años.

Pero si hay algo que definitivamente me ha sorprendido es la cantidad de personas con problemas mentales que recorren las calles con todo y sus historias. Resulta difícil pensar qué ha determinado la situación en la que se encuentran…resulta imposible, al menos para mí, no sentir tristeza y un afán de ayudar que se ve restringido por el miedo que a veces me provocan. Al igual que los alemanes prefiero pretender que nada ocurre y que son tan parte del entorno como los árboles… creo que así se va perdiendo la humanidad pero no encuentro la forma de resolverlo.

Con todo esto no quiero decir que considero a Köln, mucho menos a Alemania, un lugar ineficiente  y mucho menos un excelente lugar para vivir, pero claro hay que dejar de pensar que el “primer mundo” es ajeno a los problemas o está dispuesto en todo momento a solucionarlos. La primera economía de Europa tiene todavía deudas consigo misma en ese aspecto. Por lo demás… podemos decir que sí… aquí las cosas funcionan bien la mayoría de las veces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s