La Vita Random

La bella vita abbastanza bella da essere vita – Jovanotti

Así me fue: temblor del día

Deja un comentario

No se puede decir que los que vivimos en la Ciudad de México carecemos de emociones. No se puede decir que la capital no ofrece un espectáculo bizarro cuando tenemos que salir de los edificios por un movimiento telúrico. No se puede decir que esta capital no está acostumbrándose a estas contingencias. Tampoco se puede decir que yo permanezco tranquila cuando el piso se empieza a mover para todos lados y lo único que me queda es esperar a que pase.

Temblor en la Ciudad de México

A mí los temblores no me daban miedo. Digo que no me daban porque eso cambió drásticamente después del 20 de marzo de 2012. No se me olvida y parece ser que cada determinado tiempo la tierra se encarga de recordármelo. El temblor que fue catalogado con más de siete grados en escala de Richter, se sumó a que me encontraba en un cuarto piso y en que la persona responsable de mi clase mejor se agarró de un escritorio.

Cada que tiembla mis reacciones van de lo ridículo hasta lo lógico. De bajar incorrectamente las escaleras envuelta por la histeria colectiva a quedarme en calma en mi “triángulo de vida” (que como buena paranoica que soy tengo perfectamente establecido).  La penúltima vez que tembló, cuando estaba por quedarme dormida, se me ocurrió que sería una excelente forma de protección además del triángulo famoso sería ponerme mi almohada en la cabeza. Claro…. un almohada resolvería todos mis problemas después de todo no hay nada que pueda detener. Hoy en cambio me quede sentada como una papa con poca disposición para moverme.

Una vez obligada a dejar mi salón (y unirme a la masa que envió mensajes a sus familiares y amigos saturando las líneas telefónicas) no pude evitar acordarme de toooooodos los temblores recientes que esta hermosa ciudad ofrece nada más por si los baches no te mueven lo suficiente. ¿A qué le tengo miedo? Es poco probable que mi escuela o mi casa se caigan… es poco probable que el lugar donde se encuentran mis seres queridos se caiga. ¿Entonces? Yo le tengo miedo a ese movimiento sin control que me demuestra que yo… parte de la especie creadora del David, de la televisión a color y del Internet no soy más que un puntito de la naturaleza.

Después, entre lo ridículo que es tener a una masa universitaria platicando y riendo mientras “protección civil” checa el edificio, un mago improvisado nos transformó en su público. Ya es bastante extraño estar antes de las 8 de la mañana con esos movimientos… pero que alguien haga trucos de magia en medio del área de seguridad lo vuelve surrealista. Ahí está el mejor ejemplo de las oportunidades a partir de las crisis… ahí está el SEIZE THE DAY.

No, la Ciudad de México no es lógica. No, sus habitantes con todo y el mayor nivel de escolaridad del país no son lógicos. No, lo que nos asusta no deja de ser una oportunidad. Los movimientos a veces son un empujoncito o una sacudida para despertar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s